Masaje japonés Kobido

//rosamesa.com/wp-content/uploads/2016/02/kobido.jpg

Según la tradición japonesa, la belleza es un reflejo del equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu, y éste se refleja en el rostro. Desde siempre el aspecto externo y la belleza se han valorado en todas las culturas asiáticas.Sus orígenes se remontan a los tiempos del Emperador Huan-Di, (2500 a.C.), siendo un tratamiento exclusivo de la familia imperial.

Es una Técnica Multiefectiva, pues tiene efectos reductores y correctores, fortalece y tonifica la musculatura facial ayudando a prevenir la flacidez, las arrugas y las manchas de la piel. Aumenta el riego sanguíneo de la piel, favoreciendo la eliminación de células muertas y dando un aspecto saludable y una sensación fresca y juvenil.

Trabaja puntos neurosensoriales y meridianos energéticos, que influirán de manera notable sobre la nutrición celular.